oraciones a santos

Mis oraciones matutinas y nocturnas

15

Ago 20

0

daily morning and evening prayers

Esperamos que utilices estas oraciones matutinas como lo hacemos nosotros: como una forma de despertar y saludar el nuevo día con Dios, inspirado por las nobles aspiraciones de algunos de los héroes de la fe, seguido de una conversación con Dios sobre los sentimientos de nuestra fe. Recuerde que leer una oración no es lo mismo que rezarla. Estas oraciones deben encontrar un eco en las intenciones de tu corazón de ser oraciones a Dios. Eso puede requerir leerlos más de una vez. Salve, amadísima señora, santa Madre de mi Dios. Te venero con todo mi corazón y entrego en tus manos mi libertad, implorándote que seas la guía de mis pasos, la dueña de mi vida y la regla de todas mis intenciones, deseos y acciones. Santísima Virgen, sé tú mi estrella en el océano de la vida, refugio seguro de mi eterna salvación.

  • Tú eres la fuerza de mi vida; ¿De quién tendré miedo?
  • Tú eres mi fuerza y ​​mi gran escudo.
  • Señor, tú eres mi luz y mi salvación; ¿A quien temeré?
  • En ti confía mi corazón y soy ayudado.

Enseña a las manos a luchar y vencer al último enemigo, y concede, por amor de Cristo, el descanso y el triunfo del sábado eterno. Levántate, alma querida, y reflexiona cuidadosamente quién es Él con quien hablas y ante quién estás cuando oras. He aquí, hablas con Dios, tu Hacedor, y estás en presencia de Él, la Majestad eterna, a quien asisten mil veces mil santos ángeles y arcángeles.

Oraciones por los moribundos

Gloriosa Siempre Virgen, Madre de Cristo Dios, presenta nuestra oración a tu Hijo y Dios nuestro, para que por ti se salven nuestras almas. Sí, mi Señor y Creador, que no deseas la muerte del pecador, sino que se convierta y viva, concédeme también la conversión, miserable e indigno; líbrame de la boca de la serpiente perniciosa que bosteza para devorarme y llevarme vivo al infierno. Sí, mi Señor, mi Consuelo, que por mi miserable causa se vistió de carne corruptible, sácame de la miseria y da consuelo a mi alma miserable.

daily morning and evening prayers

Guíate y dirígelos para que siempre puedan pelear la buena batalla de la fe y al final vencer y alcanzar la salvación de su alma, para la gloria de Tu santo Nombre; través de Jesucristo nuestro Señor. tal bendición y gracia, acéptala con gratitud, y te glorifico y te alabo con todo mi corazón. Concédeme fuerza desde lo alto por tu Santo Espíritu, para que pueda perdonar de corazón a mi prójimo dondequiera que haya pecado contra mí, así como tú me has perdonado completa y ricamente mis grandes y múltiples transgresiones, sí, las borraste por completo y nunca las recordaré.

Oración para el lunes por la mañana

Que siempre sean llenos de Tu Santo Espíritu desde lo alto, y que en coraje, hombría y veracidad prevalezcan en la hora del peligro y cuando la batalla se desata. Que siempre miren a Ti, que eres el socorrista de los que están en peligro, como a su único ayudante, y en Tu nombre peleen una santa lucha para mantener el honor del país y mantener la bandera inmaculada, para que la verdad y la justicia prevalezcan. Deshazte de todos los malos designios y artilugios de sus enemigos, tanto espirituales como temporales.

Ayúdame a amar a mi prójimo y a mostrarle gustosamente todo lo bueno, como Tú me has hecho, y me has mostrado más de lo que puedo agradecerte lo suficiente. Alabado sea y gloria a Ti, oh Dios fiel, junto con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Gobierna tú, oh Dios Espíritu Santo, que nos santificaste y nos naciste de nuevo en el santo bautismo. Crea en nosotros un corazón limpio camasconpalets.com y renueva un espíritu recto dentro de nosotros, para que no carguemos con los males del pasado en la nueva semana, sino que desechemos todo propósito e inclinación del viejo Adán que aún está en nosotros. Gobierna nuestros corazones con poder; y si esta semana marca para alguno de nosotros el final de la vida, ayúdate en la última hora amarga. Llena el corazón de esa gracia que es mejor que la vida.

Obtén para mí, junto con tu protección y bendición, la gracia de vivir y morir como tú. Confiando en Tu infinita misericordia, me formo también la intención de obtener todas las santas indulgencias que se pueden obtener hoy, y Te imploro que las dejes ayudar a la salvación de mi alma. Me uno además en todas las oraciones, buenas obras y santas intenciones de la Iglesia militante, sufriente y triunfante. Sometiendo así todo mi ser a las disposiciones de tu santísima voluntad, te imploro, oh Señor, por tu santa bendición. suplicamos a Tu infinita misericordia que bendiga a los oficiales y hombres de nuestro ejército y marina. Presérvalos contra todos los peligros y tentaciones que puedan asaltar sus vidas. Ayúdalos valientemente a luchar y vencer los poderes del mal, el mundo, el diablo y la carne.

daily morning and evening prayers

Una oración por el Primer Ministro de Canadá y los Primeros Ministros de las Provincias. SEÑOR de todo poder y misericordia, te suplicamos que ayudes con tu favor al Primer Ministro del Dominio de Canadá y a los Primeros Ministros de las Provincias.

(Oración de San Pablo)

Haz que, te rogamos, caminen delante de ti en verdad y justicia, y cumplan su oficio para tu gloria y el bien público; través de Jesucristo nuestro Señor. Una colecta para la ayuda contra los peligros. Ilumina nuestras tinieblas, te suplicamos, oh Señor; y con tu gran misericordia defiéndenos de todos los peligros y peligros de esta noche; por el amor de tu único Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Y para que nos preparemos en corazón y mente para adorarlo, arrodillémonos en silencio y con corazón arrepentido y obediente confesemos nuestros pecados, para que obtengamos el perdón por su infinita bondad y misericordia.

Por tanto, oh cristiano, entra en lo más recóndito de tu alma y ten cuidado, no sea que no falles en quitar de ti toda pereza de corazón, y alces a tu Dios un rostro libre de culpa. Entonces te deleitarás en el Señor y tendrás lasplantasdeinterior.net poder con él y prevalecerás. Sí, conquistarás al Dios inconquistable y llevarás la bendición a través de Jesucristo. Sathya Sai Baba pronunció las oraciones de la mañana y de la tarde en su discurso del 27 de julio de 1961.

Leave a comment